Ebanistas: Marcando la diferencia en muebles a medida y trabajos con la madera


Necesito un mueble a medida y exclusivo… ¿y si llamo a un ebanista?

Contar con un ebanista es garantía de que tu mueble a medida o trabajo en madera se adapte exactamente a lo que necesitas, y que tenga la duración y calidad que necesitas. Lo primero que sientes cuando te llama un cliente y descubres que quiere hacer un mueble a medida, único y exclusivo, es emoción. Te sube un cosquilleo desde el estómago hasta la garganta. Desde ese momento en cualquier parte donde estés te pones a pensar en el proyecto y en lo que puedes ofrecerle, se te ocurren mil ideas y te surgen mil dudas. Las compartes con él hasta llegar a la idea deseada.

Diseño, medidas, materiales, presupuesto… Demos forma a tu idea

La idea final la intentas plasmar dibujándola, maquetándola o con fotos de otros trabajos para que el cliente tenga una idea lo más próxima del mueble o trabajo a medida a la realidad antes de ser construido. Presupuestas y una vez aceptado se realiza el estudio técnico para obtener las piezas necesarias. Como ebanistas, conocemos la madera y lo materiales más adecuados para garantizar la calidad y durabilidad. Tu dormitorio de matrimonio, mesa de comedor o salón vas a querer que esté contigo mucho tiempo, así que te asesoramos y aconsejamos como sólo un ebanista artesano puede hacerlo. Por supuesto, no nos olvidamos del medio ambiente, así que damos prioridad a los materiales que se comercializan de forma sostenible.

¡Manos a la obra! A construir tu mueble a medida 

Tras obtener los planos definitivos de montaje y acopiar los materiales a utilizar, se comienza la construcción del mueble en el taller, durante el tiempo que sea necesario. Trabajamos la madera combinando técnicas tradicionales, como el lazado, espigado y esquijerado, repaso de reengruesos, acuchillados, plumeados, etc; con técnicas más industrializadas que hacen que los términos de tradición, tecnología y funcionalidad sean compatibles en el antiguo arte de la ebanistería.

¿Todo listo? Ahora toca asegurar su calidad

Una vez obtenidas todas las piezas que forman el mueble se monta sin acabar para comprobar su perfecto encaje. Posteriormente se desmonta y se lijan las piezas para preparar la base que recibirá el acabado elegido, como teñidos, barnizados, encerados, lacados, etc. 

La mejor parte: Entrega y montaje de tu mueble a medida

Con todo el trabajo acabado, limpiamos y empaquetamos todo con sumo cuidado para su protección durante el traslado a su lugar de destino. Montamos e instalamos tu encargo, sea un dormitorio de matrimonio, una robusta mesa de comedor, un aparador, un armario de baño… Te lo dejamos todo listo con eficacia y limpieza. 

Ver un mueble acabado y en su ubicación definitiva es una gran satisfacción, has creado una pieza de calidad, pensada para durar. Y lo mejor, el agradecimiento de un nuevo amigo que valora la exclusividad y distinción del mueble que has creado para él.